¿Tomar agua ayuda a adelgazar? No necesariamente. Cuidado con abusar de su consumo


En lugar de decir que tomar agua ayuda a que una persona pueda adelgazar, es mejor decir que correctos niveles de hidratación y de minerales electrolitos permiten lograr que una persona pierda peso de forma saludable.

Tomar agua en exceso en lugar de ayudarte a adelgazar te puede matar o al menos induce el riesgo de que puedas padecer algunas molestias que van a afectar tu salud y nivel de energía.




El exceso de agua en el cuerpo no es bueno y no te ayuda a adelgazar


Muchas personas suelen exagerar en el consumo de agua diario porque han leído o se les ha dicho que tomar agua les ayudará a perder peso rápido y de forma saludable.

Si bies es un líquido muy preciado e importante para nuestro cuerpo, no te debes olvidar que todo en exceso es malo y el agua No es la excepción.

¿POR QUÉ ES MALO TOMAR MUCHA AGUA DE UNA SOLA Y POR QUÉ ES PEOR SI LO HACES VARIAS VECES AL DÍA?

1. Tus glóbulos rojos podrían estallar y morir:
    Ocurre un proceso que es conocido como Hemólisis en donde el glóbulo rojo o eritrocito empieza a sobrehidratarse hasta el punto de estallar.

    Esto ocurre porque existe un desequilibrio o solución hipotónica (alta en agua y baja en minerales) en el líquido (plasma sanguíneo) en que se encuentra cada glóbulo rojo.

    Entonces a estas importantes células no les queda más que empezar a compensar este desequilibrio "chupando" todo este exceso de agua hasta llegar al punto de estallar y obviamente morir.

    Si muchos de tus glóbulos rojos mueren porque tomas mucha y mucha agua, simplemente no tendrás quien pueda transportar oxígeno al resto de tus células. Y sin oxígeno: te mueres.






2. Ocurre algo que se conoce como Hiponatremia:
    La Hiponatremia es un trastorno hidroeléctrico que ocurre en tu organismo cuando la concentración de agua plasmática aumenta brutalmente y por ende la cantidad de sodio se ve disminuida.

    Esto puede causar varias complicaciones: edema cerebral, hemólisis, bradicardia, infartos de corazón y de cerebro.

    Los primeros síntomas son náuseas, mareos, ganas de vomitar y desorientación.

    Luego se pueden presentar convulsiones o estados de coma que pueden llegar a lo que se conoce como Herniación cerebral con compresión del tronco encefálico, y esto conlleva a la muerte.


3. Pierdes peso gracias a la malnutrición:
    Supongamos que tomas mucha agua a diario pero NO la suficiente como para morir de forma súbita.

    Mucha agua podría saciar tu hambre o quitarte las ganas de comer. El problema es que esto no es lo correcto porque estarías adelgazando gracias a la inanición que tomar agua en altas cantidades de puede provocar.

    Además que esto te causa debilidad física, dificultades para poder concentrarte, y además puede comprometer tu sistema inmunitario haciendo que puedas enfermar más fácilmente.


    O sea: el exceso de agua hasta un punto NO mortal te puede ayudar a adelgazar pero NO de una forma saludable.


4. Tu proceso digestivo se ve afectado de forma negativa por el agua que tomas:
    Si bien el agua es muy necesaria para que por medio de la hidrólisis el proceso de digestión de alimentos se pueda llevar a cabo de forma óptima, estamos hablando del agua que ya se encuentra "digerida", por así decirlo.

    El problema con el agua que tomas junto con tus comidas es que ésta altera el pH de tus jugos gástricos y eso ocasiona que las proteína, grasas y carbohidratos no se puedan digerir bien.

    Cuando tus jugos gástricos tienen un pH superior a 3 por causa de tomar agua u otras bebidas NO ácidas, tu hígado secreta menos bilis lo cual no te permite digerir bien las grasas.

    Todo esto puede ocasionarte molestias gastrointestinales como flatulencias, eructos, leves diarreas, etc.




El agua sí te ayuda a adelgazar. Aprende cuándo y cómo tomarla




Si quieres adelgazar de forma saludable gracias a la ayuda del agua, lee los siguientes consejos:

1. No tomes agua sola: Pero tampoco tomes bebidas azucaradas ni carbonatadas.
    Cuando tomas agua sola tu cuerpo cae en un desequilibrio hidro-mineral.

    Es peor cuando tomas agua sin sentir sed realmente.

    Por esta razón opta por tomar zumos de frutas, zumos de verduras con frutas, agua con limón, entre otras variables saludables que te aportan agua y a la vez minerales y vitaminas.

    También existe el agua mineral que es enriquecida precisamente con minerales electrolitos.


2. Con las comidas toma bebidas ácidas y/ fermentadas antes y quizá después:
    Si quieres mejorar la digestión de lo que comes, te aconsejo que prepares tu estómago bien.

    momentos antes de comer toma una bebida ácida o bebidas que se acerquen a lo ácido: vinagre de manzana disuelto en agua, zumo de limón o naranja, etc.

    Después de comer puedes probar también con estas bebidas o con aquellas que además de ácidos tienen fermentos y por ende probióticos. Pero tómalas poco a poco. NO te las tomes de una sola.




3. Toma bebidas con agua cuando sientas sed:
    NO una sed extrema hasta el punto de tener los labios resecos, pero sí cuando recién empieces a sentirla.

    Es lo ideal para que puedas mejorar la digestión de lo que comes para que puedas adelgazar fácilmente o al menos evitar engordar en exceso.


4. Mejora la salud de tus órganos digestivos, especialmente de tu hígado:
    Si quieres que los procesos energéticos que optan por la quema de grasa para poder producir ATP se lleven a cabo de forma eficiente, debes mejorar la salud de este importante órgano.

    ¿Cómo lo logras? Manteniendo un adecuado equilibrio hidro-mineral, consumiendo alimentos que aporten vitaminas antioxidantes, evitando comer azúcar refinada ni tampoco comer excesos de grasas saturadas, tomando agua con limón, tomando bebidas ricas en vitamina A (como un zumo de mandarina) que ayuda a regenerar y crear nuevas células, etc.

5. Evita tomar mucha agua antes de irte a dormir porque:
  • Interrumpes tu período de sueño: esto causa que la producción de hormona de crecimiento y el correcto descanso se vean afectados. La hormona de crecimiento te permite eliminar grasa corporal.

  • No adelgazas tanto como crees: si tomas mucha agua antes de dormir evitas que tus grasas se rompan más fácilmente para poder generar agua. O sea, les estás quitando ese importante trabajo.