Bajar de peso rápido sin morir en el intento: tips para quemar grasa al máximo nivel


La pregunta que muchas personas se hacen es: ¿cómo perder peso en el menor tiempo posible?

Pero creo que también deberían preguntarse cómo lograr eliminar toda esta grasa sin afectar su salud ni estado de ánimo.

A la gran mayoría de personas no les importa enfermarse con tal de conseguir quemar grasa como sea o de hecho perder peso en todo, incluyendo por supuesto la atrofia de sus músculos y densidad de sus huesos.





Los tips que te ayudarán a quemar grasa a lo loco en tiempo récord y sin afectar tu salud


1. Muévete más:
    No te estoy pidiendo que corras una maratón ni que levantes 100 Kg en sentadilla (aunque sería genial que lo pudieras hacer algún día).

    Simplemente quiero que camines, que utilices las escaleras en lugar del elevador, que utilices la bicicleta en lugar de tu automóvil cuando puedas.

    Necesitas aumentar tu gasto calórico diario para empezar a quemar grasa y así bajar de peso de forma saludable.

    Obviamente si puedes hacer más que eso, como por ejemplo practicar algún deporte, trotar o meterte al gym, la quema de grasa sería mayor y más rápida.




2. Sé feliz y evita el estrés:
    Evitar el estrés es lo que más te ayudará a perder peso. Pero si además intentas ser feliz con lo que tienes, además de plantearte metas económicas, laborales, académicas y emocionales realistas, te mantendrán siempre motivado(a).

    ¿Motivado(a) para qué? Pues para seguir eliminado esa grasa excesiva que te contamina y que te vuelve propenso a enfermarte.

    Recuerda que la infelicidad estresa. Y si el estrés se apodera de tu cuerpo, éste empieza a secretar hormonas como el cortisol y la adrenalina que se encargan de hacerte perder masa muscular y al mismo tiempo de evitar que tu cuerpo adelgace de forma saludable.

    O sea, el estrés te hace perder peso de forma enfermiza porque hace que tus músculos se atrofien, pero casi no toca las reservas de grasa, o sea que si mantienes estresado quemarás muy poca grasa.


3. Mejora la salud de tu hígado:
    Cuando tu hígado está feliz y saludable, todos los procesos energéticos a nivel metabólico se optimizan.

    Entre estos procesos de generación de energía encontramos la Lipólisis, que es el proceso bioquímico por el cual nuestro cuerpo genera energía a través de las grasas de reserva.

    ¿Cómo mejorar la salud de tu hígado? Bájale al azúcar, aumenta la ingesta de grasas buenas animales y vegetales en tu dieta, consume más frutas y verduras ricas en vitaminas antioxidantes, toma de vez en cuando vinagre de manzana orgánico antes de las comidas, toma kefir de agua fabricado con hongos tibetanos después de las comidas, etc.






4. Mantén relaciones íntimas placenteras y duraderas:
    Tanto para hombres como para mujeres, el tener relaciones sexuales duraderas y placenteras les hará reducir notablemente el estrés en sus cuerpos.

    Además, la producción hormonal positiva, por así decirlo, aumentará, con lo cual tu cuerpo podrá ser más eficiente a la hora de bajar de peso en grasa corporal, sin afectar tu masa muscular ni densidad ósea.

    En las mujeres suele ocurrir que el tamaño de los senos, nalgas y piernas aumentan de forma saludable, o sea sin celulitis.

    En los hombres y en las mujeres suele haber una pérdida pronunciada de grasa corporal a nivel abdominal.

    En los hombres suele haber un aumento de masa muscular a nivel general, lo cual aumenta el metabolismo energético para seguir quemando grasa durante el resto del día.


5. Disfruta de lo que haces:
    Este tip se relaciona mucho con el segundo. El punto es que disfrutes de la vida, que hagas lo que te hace feliz.

    Esto ayudará a que el balance de hormonas en tu cuerpo sea óptimo para eliminar grasa corporal al máximo nivel.

    Si algo te apasiona, hazlo siempre y cuando no alteres la vida de otras personas de forma negativa.

    Si hay algo que no te gusta o si existen personas que intoxican tu vida, evítalos. Renuncia a ese trabajo aburrido y corta todo tipo de relación con personas tóxicas.




6. sigue una dieta adecuada pero NO aburrida:
    Una de las dietas más efectivas para perder peso rápido de forma saludable es la Dieta Cetogénica.

    En esta dieta simplemente debes reducir considerablemente el consumo de carbohidratos refinados como los postres, arroz blanco, pan blanco, entre otros.

    Y debes aumentar el consumo considerbalemente de alimentos ricos en grasas saturadas e insaturadas, omegas 3 y 6, tanto de origen vegetal como animal.

    Por supuesto debes aumentar el consumo de verduras considerablemente.


7. Si no quieres hacer esta dieta cetogénica, haz lo siguiente:
    Reduce en tu plato considerablemente la porción del carbohidrato que solías consumir.

    Si al almuerzo te comías una taza de arroz, entonces durante una semana consume solamente media taza.

    Luego de la segunda semana empieza por consumir tan solo 1/4 de taza de arroz o de pasta o del carbohidratos que más consumes.

    Lo mismo aplicaría para el resto de comidas para que así bajes de peso sin sufrir.




8. Debes reducir la ingesta de azúcar hasta poder eliminarla de tu vida:
    El azúcar es el que te impide eliminar grasa porque simplemente mantiene los niveles de insulina muy altos, y esta hormona frena o al menos disminuye la acción de lipólisis (quema de grasa).

    Cuando consumes cosas dulces fabricadas con azúcar refinada, o aun cuando consumes muchas frutas dulces, esto hace que tu cuerpo no elimine la grasa acumulada que tiene, y que de hecho acumule poco a poco más grasa.

    El azúcar, los postres, zumos con azúcar, bebidas azucaradas y hasta el mismo consumo de frutas dulces hacen que subas de peso en grasa corporal.

    El exceso de azúcar además te hace envejecer más rápido puesto que vuelve poco a poco rigidas las proteínas de tu cuerpo.

    O sea que el exceso de de azúcar también te hace poco a poco perder la memoria y aumentar el riesgo de padecer a futuro enfermedades degenerativas como el Alzheimer, Parkinson, etc.




9. Muévete aún más y más:
    Si puedes empezar a seguir un plan de entrenamiento, sería genial y te ayudaría a perder peso mucho más rápido.

    Poder bajar de peso está estrictamente relacionado con poder hacer ejercicio de forma constante.

    Pero ojo: debes ser guiado por un buen profesional que diseñe un plan de entrenamiento específico para ti con el fin de bajar de peso de forma rápida y saludable.

    Si te abure estar bajo cuatro paredes y hacer siempre lo mismo, entonces practica algún deporte de conjunto y al aire libre como fútbol, voleibol, basketbol, rugby u otros como el tenis de mesa, tenis de campo, etc.


10. Mantén tu cuerpo hidratado:
    Debes mantener buenos niveles de agua en tu organismo, pero No debes exagerar tomando agua a lo loco.

    El exceso de agua te puede matar por una sobrehidratación que haga estallar de forma continua tus glóbulos rojos.

    Por eso trata de tomar agua solamente cuando sientas sed. Si puedes, trata de tomar mejor agua mineral, o sea agua cargada de minerales electrolitos sin azúcar.

    Tener adecuados niveles de agua en tu organismo permite una mejor acción de la lipólisis para que puedas adelgazar rápido y de manera saludable.


11. Ayunos intermitentes:
    Comer varias veces al día en pequeñas porciones No te ayudará.

    Antes se creía que para incrementar el metabolismo y favorecer la quema de grasa se debía optar por comer varias veces al día en pequeñas porciones.

    Pero el problema con esto es que la secreción de insulina se mantiene constante con lo cual la quema de grasa se reduce.

    Lo mejor es hacer ayunos intermitentes en el sentido de pasar más tiempo sin ingerir alimentos. O sea comer 1, 2 o máximo 3 veces al día.

    Aunque si optaste por empezar a ejercitarte, quizá tu cuerpo te pida comer más veces al día, pero entonces trata de eliminar o al menos de reducir al máximo la ingesta de alimentos ricos en azúcares complejos y simples.


12. Evita de vez en cuando desayunar:
    Esto hace parte del ayuno intermitente.

    Lo puedes intentar en días en los cuales no tengas que trabajar ni estudiar ni entrenar.

    Ayunar hace que la producción de hormona de crecimiento aumente, y esta hormona te hace perder grasa en cantidades altas.


13. Acuéstate a dormir temprano:
    Cuando duermes temprano y duermes bien, la producción de hormona de crecimiento también aumenta de forma natural.

    Todos los estudios apuntan a que la producción de esta hormona se incrementa en las fases de sueño profundo de antes de la media noche, y decrece sus niveles en otros horarios.


14. Evita fumar, tomar licor, etc.:
    Evita todo lo que contamine tu cuerpo.

    El alcohol te deshidrata y el cigarro, marihuana y otras drogas también te deshidratan y te contaminan.

    Esto hace que tu cuerpo deba mantener en un estado anaeróbico por lo cual quemará menos grasa y al mismo tiempo deberá gastar más glucógeno y proteínas musculares.

    Esto además contamina tu hígado y otros órganos de tu sistema digestivo, además de tus pulmones, con lo cual captarás menos oxígeno y en general el proceso de lipólisis será menos eficiente.


Apunta a perder grasa sin afectar la salud de tus músculos ni huesos


Tu objetivo debes ser siempre reducir tus niveles de grasa corporal.

No te asustes si notas que el peso de tu báscula no baja considerablemente, sobre todo si decidiste empezar a moverte más haciendo más ejercicio físico.

Porque esto ayuda a que tu masa muscular y huesos se fortalezcan aumentando su peso.

Entonces puede que reduzcas tu peso en lo malo, o sea en grasa corporal y que al mismo tiempo aumentes tu peso en algo bueno, o sea en masa muscular y densidad ósea.